SOLUCIONES PARA HUMEDADES: MAYOR EFICACIA AL MEJOR PRECIO

Las humedades en general, además de un problema estético pueden provocar o agravar serios problemas de salud. Para solucionar este tipo de problemas se debe consultar a profesionales con la debida formación y experiencia.

Humedades de capilaridad

Las humedades de capilaridad son aquellas humedades que se producen al absorber los muros el agua del subsuelo a través de los poros y capilares. Estas humedades están frecuentemente relacionadas con humedades de cimentación.

Existen muchos métodos para intentar ocultar temporalmente las humedades de capilaridad. En el mejor de los casos se esconden temporalmente produciéndose un perjudicial "efecto chimenea" y transcurrido un tiempo las paredes empeoran respecto a la situación inicial ya que las humedades ascienden más al no encontrar una salida lateral.

Existen diferentes soluciones para este tipo de humedades según cada caso particular: a través de higroconvectores y aplicación del método Knapen, a través de geles y resinas que forman una barrera impermeable y a través de dispositivos de electroósmosis inalámbrico.

Todas ellas permiten el secado definitivo de paredes y suelo, sin afectar a la estructura y eliminando el mal olor provocado por las humedades de capilaridad. Estos sistemas no tienen ningún tipo de mantenimiento.

Morteros para humedades

Para solucionar humedades en paredes y muros es muy importante la elección de los morteros especiales con los que proceder a la rehabilitación. En el caso de humedades de capilaridad lo ideal es el empleo de morteros microporosos cuya utilización permite acelerar los procesos de secado de humedades y evitar los efectos de cristalización de las sales.


Humedades de condensación

Para solucionar las humedades de condensación y eliminar definitivamente el moho y las colonias de hongos, los malos olores y la condensación en ventanas y paredes, que afectan a la salud de las personas que habitan la vivienda normalmente la solución más adecuada dispositivo de ventilación mecánica por impulsión. Se trata de un dispositivo muy silencioso que destaca por su total efectividad.

El sistema consiste en introducir aire desde el exterior (con menor grado de humedad que el existente dentro de la casa) que se filtra y se calienta hasta una temperatura de aproximadamente 18ºC. Este aire, con menor grado de humedad, renueva el ambiente de la vivienda y al producirse esta disminución ya no se produce condensación de agua en los puntos fríos. Para que se produzca la renovación continua hay que facilitar la salida de aire mediante rejillas y otras acciones que permiten que se produzca sin que por ello exista ninguna pérdida de confort en la vivienda.


El sistema para eliminación de humedades de condensación incluye una garantía por fallo mecánico de 5 años. Esta garantía de funcionamiento supone que ante cualquier incidencia se repara o se cambia el sistema que además no tiene mantenimiento, debiendo únicamente cambiar los filtros entre una y dos veces al año.


Humedades por filtraciones:

Existen distintas soluciones para este tipo de humedades, frecuentes en sótanos con estructura de hormigón: entre ellas está la obturación de vías de agua, el sellado de juntas, la impermeabilización de superficies o la restauración de hormigón.

Esto se realiza con la aplicación de una serie de técnicas impermeabilizantes basadas en productos inorgánicos diseñados a base de conglomerados hidráulicos, absoluta y totalmente homogéneos y compatibles con el substrato, ya sea hormigón, ladrillo macizo o piedra. Los productos están especialmente diseñados para garantizar la máxima protección y durabilidad.